Flying in Flying out

– Serie documental –

por Fernando Paramio

Descripción de la serie

En Australia, la minería y la energía están entre los sectores más rentables. Los lugares de trabajo se encuentran en áreas remotas, y miles de trabajadores vuelan dentro y fuera (FIFO o Fly in Fly out) todos los días. Ellos pasan entre 15 y 25 días trabajando consecutivamente, durante turnos de largas horas.

Este intenso régimen laboral se conoce coloquialmente como Fly in Fly out, -FIFO- y uno de sus principales atractivos es el salario. El sueldo mínimo base se establece entre los 80.000 y 100.000 dólares anuales, lo que supone una gran diferencia en la vida de muchos trabajadores.

Existen algunos estudios en relación a las consecuencias de trabajar FIFO en la vida de los empleados y sus familias. En muchos casos es una experiencia positiva, ya que el alto salario compensa la separación con el entorno,  pero para algunos trabajadores el efecto en su vida es devastador, provocando problemas mentales, consumo abusivo de alcohol y drogas, e incluso el suicidio. En relación al impacto que la ausencia produce en la familia, muchos de los hijos e hijas de trabajadores  valoran que pueden disfrutar plenamente de la compañía de su padre o madre ausente durante el tiempo en el que no están trabajando, pero también se encuentran niños que acusan esta prolongada ausencia parental mostrando casos de mal comportamiento y sufriendo experiencias de acoso en la escuela.

Durante tres meses tuve que trabajar en régimen FIFO, en el interior del estado de Queensland, a 500 km de distancia de Brisbane donde residía mi familia. No tengo quejas: turnos de 12 horas llevaderos, compañeros interesantes, buen servicio de restaurante, instalaciones adecuadas. Sin embargo no fue fácil estar quince días alejado de mi familia; un niño de 18 meses y una mujer embarazada que no disponía de ayuda en la zona, todo  ello unido a una gran incertidumbre en cuanto a nuestro futuro en el continente.

Las horas después del trabajo pueden hacerse hasta peligrosas si no se ahuyentan de la mente las preocupaciones que podamos llevar, de forma que es fundamental dar un significado adicional a la experiencia encontrando un objetivo extra a nuestra estancia; socializarse, escuchar música, tocar la guitarra o leer son actividades comunes de mis compañeros en el campamento donde nos alojábamos. En mi caso, mi deseo de documentar fotográficamente mi experiencia se convirtió en mi gran aliado. Para un apasionado de la fotografía, los poderosos cielos, los intrigantes laberintos de la planta, el calor humano y una cantidad masiva de bichos nocturnos agradablemente iluminados por las luces de los pasillos del campamento, fueron los elementos que impulsaron mi moral y energía durante esta corta pero intensa etapa.

FLY IN FLY OUT es una serie fotográfica que muestra la vida cotidiana en una planta industrial, organizando el contenido de la mañana a la noche, como podría ser un día cualquiera de trabajo.

Fotografías

EL CAMPAMENTO POR LA MAÑANA

Luces del amanecer en el campamento

Por la mañana no hay mucho tiempo para el ocio. A las 5:30 y después de un variado desayuno autoservicio, cogemos los coches para ir del campamento a la planta, un tour de 2 kilómetros de distancia, para llegar con suficiente tiempo a la reunión diaria de las 6:00. A pesar de la prisa, hay ciertos cielos que uno simplemente no puede perderse. La foto muestra una de estas sensacionales mañanas, con las instalaciones del campamento en primer plano.

Antenas

Esta imagen muestra una composición con dos antenas cercanas al campamento, a una hora muy especial del día, cuando el sol acaba de despertarse pero mantiene sus ojos aun parcialmente cerrados, de forma que sólo escasamente podemos sentir su presencia.

Cabinas del campamento antes del amanecer

Algo más temprano de lo habitual tomo esta fotografía de las cabinas donde dormimos. La soledad, la sensación de aventura que se siente siempre que se está en el exterior en Australia, y las luces del amanecer, hacen que madrugar aún más de lo previsto sea una experiencia gratificante.

Industrial Horizon

Desde el parking del campamento es posible ver en el horizonte tanto la planta de tratamiento de agua (a la izquierda) como la de extracción de gas (a la derecha). La foto muestra algo poco común durante mi estancia: en este día la planta de tratamiento estaba quemando gas en vez de exportarlo, y lo que en la foto parece el sol amaneciendo es realmente la llama de gas (una vez que el yacimiento subterráneo de gas es perforado, el gas necesita seguir fluyendo permanentemente, así que cuando por cualquier razón no hay demanda de gas, o no puede ser suministrado, el yacimiento de gas continua emitiendo gas a caudal mínimo, el cual se quema por razones de seguridad).

Amanecer a través de los árboles

La espera a los compañeros en el  parking del campamento tiene momentos gratificantes, como este amanecer entre los árboles.

Bienvenido al campamento

Trabajamos para una gran empresa que está desarrollando un proyecto valorado en miles de millones de dólares. Las grandes empresas en las que he estado tienden a hacer una cosa bien, y es cuidar al menos unos mínimos de forma, como en este caso dando la bienvenida al campamento.

The camp park

A punto de salir

Saliendo hacia la plan

De camino a la planta

LAS INSTALACIONES DE LA PLANT

Laguna de salmuera en paisaje solitario

Esperando la reunión diaria de las 6 am mis compañeros de trabajo conversan mientras tal vez se toman otro café. Yo querría unirme a ellos, pero debido a las impresionantes luces del amanecer cubro veloz las grandes distancias de la planta para tratar de tomar una buena fotografía y regresar justo a tiempo para la reunión. La imagen muestra la laguna de salmuera bajo un cielo asimétricamente cautivador (cuando se extrae gas del subsuelo, cierta cantidad del agua del yacimiento es extraída también, la cual necesita ser tratada para su eliminación segura; aproximadamente el 90% del agua se convierte en un efluente de alta calidad, y el resto se conduce a la laguna de salmuera, donde el agua se evaporará mediante energía solar).

Laguna de Salmuera (II)

Una vista más cercana a la laguna, para apreciar sus dimensiones.

Laguna de agua tratada

En contraposición con la laguna de salmuera, la calidad del agua de esta otra laguna tiene una calidad excepcional, lo que es bien apreciado por las aves del lugar.

Oficinas doradas

Esperando a la reunión de la mañana descubro que las oficinas de administración prefabricadas, hechas con plástico y generalmente carentes de cualquier glamur arquitectónico, se convierten en un espectáculo con la luz del amanecer reflejada en el ángulo adecuado.

Peligro serpiente

Una mañana esta pizarra blanca apareció enfrente de unas oficinas abandonadas, usadas durante construcción, a solo 20 metros de distancia de nuestras oficinas de administración. La pizarra decía “Peligro, serpiente marrón de más de un metro vista en el área. Tener cuidado al entrar. Permanecer fuera del área si es posible. Pete HSS” (representante de seguridad y salud laboral). La conocida como serpiente marrón es la especie que causa más picaduras en Australia y tiene el potencial de matar a un adulto en 45 minutos. No teníamos antídoto en la planta y estábamos lejos de cualquier hospital; eso deja un estrecho margen para encontrar la ayuda requerida en el caso de una emergencia. Con cautela y miedo, recorrí las oficinas a su alrededor, por si tenía la suerte de fotografiarla, pero para bien o para mal no di con ella.

Oficinas administrativas

Todo lo que rodea a la planta son oficinas transportables, pues cuando la planta empiece la explotación sobrarán un gran número de medios, necesarios durante la fase construcción. Estas oficinas son la puerta de entrada a la planta, a la cual solo se puede acceder con los permisos correspondientes.

Oficinas administrativas II

Amanecer desde la planta de tratamiento de permeado

Los requisitos de calidad para el vertido de agua son tan estrictos que no sólo las concentraciones de sales tienen que ser reducidas a niveles muy bajos, sino que incluso la concentración de oxígeno en el agua es reducida a niveles mínimos en una instalación adyacente (PTF, instalación de tratamiento del permeado), antes de bombear el agua al acuífero. La imagen muestra la instalación que reduce el oxígeno, una foto tomada justo antes del amanecer, en una épica carrera con mi cámara y trípode para llegar a esta instalación, la más lejana en el área, antes de la reunión de la mañana.

Laberintos infinitos de la planta de tratamiento de agu

Gracias a la gravedad terrestre, cuando recorro estos laberintos de tuberías por lo menos puedo saber en qué plano necesito permanecer para llegar a mi destino. En caso contrario, con todas las dimensiones del espacio utilizadas por tuberías, instrumentos y aparatos, podría acabar completamente desubicado.

Laberintos infinitos de la planta de tratamiento de agua (II)

Las luces amarillas son altamente recomendables aquí, en la Australia interior, para mitigar la cantidad de insectos en la instalación. Los paneles reflectantes plateados de las paredes y techo se emplean como aislantes para reducir el calor en esta área calurosa. Esta combinación, que me recuerda a las luces de modelado de los flashes de estudio, y a las superficies plateadas internas de los modificadores de luz de los flashes,   hace que me sienta como en un enorme estudio de fotografía, adorando la atmósfera del lugar.

Laberintos infinitos de la planta de tratamiento de agua (III)

La imagen muestra las mismas galerías una mañana que el suministro eléctrico se vino abajo, y las luces amarillas se apagaron. Cogí rápidamente mi cámara y tomé esta foto, que muestra una atmósfera muy diferente comparada con el ambiente habitual. La ventaja de que las tuberías discurran a través de galerías es que en el caso de una fuga el agua no causará inundación o un vertido no confinado.

2º premio en el 3º concurso internacional de fotografía industrial del Ilustre colegio de ingenieros industriales de Galicia (2017)

Amanecer en parte trasera de planta

La parte trasera de la planta sirve de almacenamiento en gran volumen de productos químicos para el proceso, algunos muy corrosivos, como ácido sulfúrico al 98% o ácido clorhídrico. Por seguridad, estos depósitos se sitúan en la parte final de la planta, y en la zona de salida de los vientos predominantes, para que en caso de accidente se minimice la probabilidad de daños al personal de la planta.

Medio día en parte trasera del planta

El terreno donde se sitúa la planta es prácticamente plano. Además, no hay apenas ninguna construcción, así que haciendo uso de una pequeña escalera se puede construir un punto geodésico en cualquier parte. Esto hace de la pasarela en la parte final de la ­planta un buen lugar para estirar la vista hasta el infinito.

Vista panorámica parte posterior de la planta

Panorámica de la misma parte de la planta. La fusión de las imágenes crea una perspectiva distorsionada.

Planta de tratamiento de permeado

La combinación de poderosas tormentas y maravillosos atardeceres, junto con la localización de la planta y sus vistas de casi 360º, trae frecuentes y preciosas formaciones de nubes. En la fotografía se observa la instalación para eliminar oxígeno del agua (anexa a la planta principal), justo antes de una fuerte y corta lluvia pasajera.

Edificio principal de planta

Esta nave, que constituye un buen refugio contra el sol asfixiante, es el edificio principal de la planta. Dentro se encuentra la sala de control, algún despacho, el laboratorio, y dos de las unidades principales del proceso (la ultrafiltración y la ósmosis inversa, estando otro proceso importante, el intercambio iónico, fuera de la nave).

Pasillos Electrónicos

La gran automatización de la planta es uno de sus aspectos clave. Interruptores, diferenciales, magnetotérmicos, tarjetas de entrada y salida digitales y analógicas, transmisores de señal, unidades lógicas programables, variadores de frecuencia, UPS o back ups de batería y un gran etcétera hacen posible que la planta funcione automáticamente, con sólo supervisión manual. Todos estos componentes están enclaustrados en cabinas, agrupadas en grandes habitaciones, formando largos pasillos con apariencia misteriosa.

Torre de comunicaciones

La torre de comunicaciones, sin la cual en esta región remota de Australia habríamos estado incomunicados. Pensando sobre ello, y en otros lujos que actualmente se sobreentienden, si el trabajo en régimen FIFO (Flying in – Flying out) puede resultar complicado, no es nada comparado con lo que otras generaciones han vivido antes de nosotros.

LOS HUÉSPEDES DE LA PLANTA

Esperando la reunión de las 6 (I)

Tras llegar a las oficinas administrativas, antes de dirigirnos a la planta, disponemos de unos minutos hasta que comienza la primera reunión del día. El móvil, el café y las conversaciones son las actividades más comunes.

Esperando la reunión de las 6 (II)

Purush y Bill

Esperando la reunión de las 6 (III)

Últimos cafés antes de la reunión.

Esperando la reunión de las 6 (IV)

La reunión está a punto de comenzar.

Reunión general

De lunes a domingo puntualmente a las 6:00 de la mañana, en el área administrativa de la planta.  Todo el personal asiste a la reunión general donde los portavoces informan sobre las actividades programadas de la planta, asuntos de seguridad, información meteorológica y lecciones breves de formación. Para hacerlo más informal, existe una mención a la palabra del día (donde se define una palabra poco usada) o la pregunta del día (concurso para averiguar la repuesta a una pregunta). Esta reunión es también una buena indicación del progreso del proyecto y la transición de construcción a puesta en marcha y operación, dado que el número de empleados va mermando sucesivamente.

Reunión de departamento

Cada mañana, después de la reunión diaria a las 6 am, hay una reunión de departamento para revisar los objetivos generales y el progreso individual de cada empleado. Sucede en nuestra oficina prefabricada de 3 ventanas.

Activación del cuerpo

La actividad física es importante, más si se está trabajando durante doce horas, a veces exclusivamente enfrente del ordenador. Por este motivo después de la reunión matinal cada departamento realiza su sesión de ejercicio, guiados en cada ocasión por uno de los miembros del equipo; los buenos hábitos conducen a grandes diferencias a largo plazo.

Oficinas compartidas

La oficina, junto con los ordenadores, se comparten, 15 días el primer turno, y 15 días el siguiente, con solapamiento de uno o dos días por turno para informar del progreso realizado. Cada puesto de trabajo se encuentra duplicado para que el avance no se interrumpa. Yo tengo la suerte de solaparme con ambos turnos, con lo cual interactúo más tiempo con un mayor número de trabajadores.

Bill y Gareth

Bill y Gareth responden bastante bien a un patrón que yo creo que no es difícil de encontrar entre los australianos. Estos dos tipos son muy relajados, escuchan, piensan antes de hablar, son constantes, provechosos, no se preocupan inútilmente… Sólo tengo buenas palabras para ellos.

Bill concentrado trabajando

El rendimiento de un proyecto depende de múltiples factores, tales como la motivación, involucración y concentración de los empleados. La dirección de empresa desempeña un papel crucial respecto a la productividad de la plantilla. Sin embargo, no importa cómo se comporte la dirección, siempre habrá gente más o menos comprometida. Este retrato de Bill rápidamente permite identificar a qué grupo pertenece. Un tipo estupendo en todos los aspectos.

Gareth y el don de la palabra

Gareth. Se toma unos tres segundos antes de contestar, habla sin apresurarse y de su boca solo salen cosas con sentido. Gran tipo, como otros por aquí.

Purush

En Australia buena parte de la inmigración procede de las zonas más cercanas, como Asia. Cuenta con una población elevada de India, Japón y China, y esta diversidad enriquece la cultura y gastronomía Australiana.

Sangre irlandesa

Conocí a Edwin más de un año antes de ser desplazado a planta, en las oficinas centrales de Brisbane. Él fue enviado a planta muy pronto, mientras yo continué trabajando en la oficina. Un año después tuve la suerte de ser enviado a la misma instalación donde él estaba trabajando, entre las múltiples plantas que la empresa tiene en construcción y operación. Dado que no tiene responsabilidades familiares, él estaba empleando su tiempo de descanso viajando a través y fuera de Australia. En mi opinión, trabajar FIFO es una excelente oportunidad de trabajo en momentos específicos de la vida.

Tres mil kilómetros de casa al trabajo

Ian vuela al trabajo desde la isla sur de Nueva Zelanda. Hay más de 3000 km hasta su casa. No es un caso aislado, otros cuantos vienen de Perth, a 3600 km. Ian, un tipo con una madurez destacable, es también un buen conversador, además de un profesional comprometido que necesita realizar algunos sacrificios por su familia, como la mayoría de nosotros aquí.

Trabajando bajo presión

Durante algunas semanas recibimos una visita que apreciamos menos de lo habitual: moscas pegajosas que parecían amar nuestras camisas naranjas. Durante su visita, una nueva forma de “activación del cuerpo” se hizo muy popular: estiramiento de brazo con matamoscas. En la foto Dominic, un verdadero devorador de trabajo, muy australiano, simpático y amable.

John, un tipo amable (I)

John jefe de departamento de uno de los turnos, quien sin proponérselo se ve convertido en modelo.

John, un tipo amable (II)

John, un tipo sociable (I)

Aunque la planta es bastante grande, dado que nuestro departamento pertenece a la puesta en marcha, nosotros no disponemos de oficinas dentro de la planta, que corresponden a operación y mantenimiento. Nuestra oficina consiste en una cabina transportable, situada en un lado de la planta, y equipada con 8 escritorios y una cocina simbólica. Pasamos largas horas trabajando en este espacio pero siempre hay algo de tiempo para hacer una pausa y recordar algo memorable. John es uno de mis dos jefes directos aquí (que alterna en los turnos con Daniel) y Peter es un compañero de trabajo, si bien pertenezco a una empresa diferente a las suyas.

John, un tipo sociable (II)

John, un tipo cansado de mis fotos

Cuando tienes un fotógrafo al lado que te retrata hasta bostezando, es normal que en algún momento te saque de tus casillas. Esta imagen muestra cómo al final conseguí que John manifestara cierta insatisfacción con tanta fotografía. Que conste que a pesar del gesto John es un buen jefe, profesional, accesible y nunca se mostró abusivo.

Actitud ejemplar (I)

Geoff tenía 71 años y era capaz de manejar tres plataformas informáticas complejas al mismo tiempo. Desconozco si seguía trabajando por necesidad, pero su energía y actitud sencilla, curiosa, amigable son loables.

Actitud ejemplar (II)

Asimetría de género

Hay una evidente desigualdad de género entre el personal de planta, y más en el área técnica. Nicole es la única representante femenina de nuestro departamento. Solo he visto una chica en el departamento de explotación, Simone, y a otra en otro departamento de la puesta en marcha. No parece que exista una política discriminatoria en la empresa. Desconozco las causas de este desequilibrio y solo podría elucubrar.

Asimetría de género (II)

Simone, la única trabajadora en el departamento de operación.

Visita de antiguo compañero

La imagen muestra un pequeño descanso para dar la bienvenida a Russell (a la izquierda). Después de trabajar aquí durante un largo periodo, fue promocionado a otra planta y vino a visitarnos en una ocasión, contribuyendo al buen humor del grupo.

Máquina de la felicidad

Ésta es una de mis fotos favoritas trabajando para este proyecto, dado que recoge un momento genuino, cuando Evan (de Sudáfrica) se levantó de su escritorio, agarró a Simone – trabajadora de otro departamento que rara vez venía a nuestras oficinas – y le ofreció un vals; su expresión denota sorpresa, así como Nicole ríe igualmente sorprendida en la retaguardia. Antes de conocerlo mis compañeros me advirtieron: “Te lo pasarás bien con Evan”. Se convirtió en un gran amigo, una parte importante de la experiencia. A veces es más importante con quién estás que lo se está haciendo.

Trayendo a mi hijo al trabajo

Hice cuanto pude para tratar de acercar a mi familia a la zona, pero resultó imposible.  Dado que no les estaba permitido vivir en el campamento de los trabajadores, contemplamos la posibilidad de mudarnos a la población más cercana, pero como estaba situada a bastantes kilómetros, no obtuve el permiso de la empresa para conducir después de mi turno de doce horas debido a los requisitos corporativos de prevención de riesgos. Desafortunadamente la única manera de acercar mi familia a mi espacio de trabajo fue a través del fondo de pantalla de mi portátil. Por lo menos puedo asegurar que el chavalín nunca se comportó mal mientras asistía, virtualmente, al trabajo en la planta.

Movilizándonos

Algún día, una extensión más de nuestro cuerpo.

¿Dónde está tu cuello Evan?

Normalmente trabajamos individualmente, pero de vez en cuando nos reunimos y cosas divertidas pueden ocurrir. No recuerdo por qué Geoff está sonriendo, pero algo que me resulta curioso de esta foto es que Evan es unos 15-20 centímetros más alto que Geoff, pero nadie lo diría.

Edwin comiendo en el cielo

En caso de que la jornada de 12 horas de trabajo no sea suficientemente larga, algunas personas continúan trabajando durante los escasos 20-40 minutos que dura la comida. Ese es el caso de Edwin, sujetando la última parte de su comida mientras estudia un diagrama que acaba de dibujar mientras come. Siendo tan bueno, sin duda alguna volará al cielo una vez que todo haya acabado.

Comida frugal

Hora de comer y trabajo mezclados en la oficina de trabajo. Muy breve almuerzo que a veces ni interrumpe la jornada laboral. Nada comparado con los menús de tres platos en mi país de origen, por no mencionar la siesta.

Comida frugal pero no por ello menos animada

Sandwiches, colas, aguacate, postres y risas.

Comida frugal pero no por ello menos animada (II)

Sandwiches, colas, aguacate, postres y risas.

Evan, ¿puedes mirar aquí?

Inmersos en las pantallas

Similar ángulo de la silla, similar postura, similar actividad

Inmersos en las pantallas (II)

Otro momento de concentración en el trabajo.

Inmersión interrumpida

Sana desconexión

Reto tecnológico

Tres ordenadores, tres teclados, cuatro pantallas, dos aparatos de comunicación a distancia y sólo un cerebro.

Evan envolviendo a Nicole

Esta escena se puede explicar desde un punto de vista matemático: Final de un largo proyecto + Perspectivas cambio de empleo + Jornadas de 12 horas + Carga real de trabajo inferior a 12 horas + Evan = momentos de diversión asegurada

Trabajador impasible

A pesar de gozar de un poco de diversión en momentos puntuales, la mayor parte del tiempo éste es nuestro estado normal en la planta, sin envoltorio externo.

Plantas vacías de personal

Las plantas de tratamiento de agua están muy automatizadas y gracias a ello el personal durante la explotación será muy escaso, a pesar de los millones de litros diarios que procesará la instalación. Ahora todavía, de manera infrecuente, se puede encontrar a algún individuo en el exterior de la planta ocupado en alguna tarea o conversación.

Dos hombres, un gigante y un destino

Salieron a batirse, apartados de las miradas, con sus cartucheras en la cintura, arbitrados por un gigante. Milagrosamente ambos contrincantes regresaron, pero el desgaste de sus herramientas confirmó que no habían salido solo a hablar.

Autorretrato frente a los trenes de ultrafiltración

Me incomoda ponerme delante de la cámara. Aun así, muy de vez en cuando, toca hacerse una foto.

MAQUINARIA DE PLANTA

Transporte de tubería

Lagunas gigantescas rodean la planta, utilizadas para recibir el agua bruta y almacenar la salmuera y el permeado. La imagen muestra una tubería considerablemente grande, doblada por su propio peso, siendo transportada a lo largo de un lateral de dichas lagunas. Si hubiera tenido que apostar habría dicho que la tubería, aparentemente rígida, iba a romper, pero mostró mucha más flexibilidad de lo que inicialmente pensé.

Toro mecánico

Toro mecánico, utilizado para mover contenedores u otros equipos.

Brazo elevador

La planta está alejada de todo. De hecho, la compañía tuvo que construir parte de las carreteras para acceder a la instalación, y parte del camino consiste en una carretera no asfaltada. Salvo dos pueblos de menos de 200 habitantes, las poblaciones más cercanas son Roma (a dos horas de distancia, con aproximadamente 6900 habitantes) y Miles (a dos horas de distancia, en sentido opuesto, con aproximadamente 1900 habitantes). Estas distancias son demasiado lejanas como para contratar maquinaria lenta para realizar trabajos, y por tanto, parte de los bienes aquí incluyen maquinaria para levantar o mover toda clase de materiales. Como esta grúa que recuerda a una de esas máquinas de garra para coger juguetes.

4x4

Como una parte importante de los caminos para moverse dentro y fuera de las instalaciones consiste en carreteras no asfaltadas que pueden volverse resbaladizas con lluvia, todos los coches en la planta son 4×4. La seguridad es la primera prioridad de la empresa y esto se refleja aquí también. Además de la señalización delantera con banderas y las luces de emergencia en lo alto de los vehículos, las cuales tienen que estar encendidas cuando se circula por las instalaciones, el trabajador necesita realizar formación de empresa para conseguir la autorización para conducir; el límite de velocidad a través de estas carreteras es de 40 km/h (10 km/h cuando se entra en la planta o el campamento); los coches están equipados con un mecanismo que emite la localización y velocidad a una unidad de supervisión remota, activándose alarmas en el caso de que el conductor no cumpla con las normas. Si alguien pensó que los 4×4 son divertidos, que excluya estos, no es su propósito.

Camión de agua potable

Generamos agua hiperpura, y sin embargo el agua potable la recibimos mediante un “road train” (tren de carretera) en contenedores. Los camiones en Australia, de estilo americano, en comparación con los de Europa, con un frontal rectangular que sobresale de la cabina del conductor, con los tubos de escape superiores, los múltiples faros, en ocasiones la “bull bar” para “despejar” del camino a los “animalitos” que se puedan cruzar, y otros posibles elementos pintados, tienen para mí un diseño evocador que hace que me quiera poner a conducirlos cada vez que me cruzo con uno.

LOS ENTRETENIMIENTOS DE PLANTA

La visita de los Galah

Un par de días por la mañana decenas de Galahs (una especie de loro rosa y gris) aparecieron pastando enfrente de la planta de tratamiento. Temiendo un poco que me llamaran la atención, salí a fotografiarlos, y es que este momento tiene algo especial que caracteriza Australia bien desde mi punto de vista: la inesperada aparición de una criatura única en un escenario inusual.

Posteriormente mi jefe me confesó que alguien de un departamento diferente se quejó a él sobre mí cuando me vio realizando esta fotografía, y su respuesta fue algo como “Le diré algo cuando tú enredes con tu teléfono con menos frecuencia”. Gracias Daniel.

La visita de los Galah (II)

La misma bandada de Galahs

La visita de los Galah (III)

La misma bandada de Galahs. Obsérvese la posición acrobática del primer Galah, a 90º: son aves muy ágiles que parecen divertirse volando.

Lagarto dragón de agua

Depósitos de retención de reactivos químicos. Este es el lugar donde los tanques de reactivos químicos se alzan, para recoger vertidos en caso de accidente. Un compañero fue capaz de ver una serpiente marrón aquí en dos ocasiones, la cual fotografió con el móvil. Yo no fui tan afortunado, pero por lo menos me encontré con estos amistosos y no venenosos lagartos, probablemente también de interés para la serpiente.

Antena torre de planta e Ibis

Otra breve visita a la planta la constituyó esta bandada de Ibis. Contrariamente a la visita de los Galahs, éstos no pararon: sólo disfrutaron la vista flotando en el aire, contaminando cero, capaces de fluir sin esfuerzo a su siguiente destino en un tiempo mínimo, mientras yo permanecí en mi lugar de trabajo pensando sobre las limitaciones de mi visado y el significado de libertad.

Caprichosa rana “árbol”

Un día húmedo esta gran rana apareció encajonada entre estas dos barandillas. Y juzgar por el tiempo que estuvo, no sé si es que se sentía tremendamente cómoda o si estaba tan encajada que era incapaz de liberarse.

La despensa de la mortal araña de espalda roja

Una viga de acero de la planta sirve de soporte a una araña de espalda roja y su espesa web, donde sus provisiones de comida están atrapadas, esperando a que eclosionen sus tres huevos. Esta araña tiene el potencial de matar a un ser humano, pero desde la invención del antídoto no ha habido víctimas mortales, gracias a que el veneno se difunde con lentitud. En cualquier caso conviene no acercarse mucho pues su picadura sigue produciendo efectos muy desagradables. El color rojo de la espalda de esta araña es más intenso de lo habitual, lo que significa que esta araña estaba bastante molesta y preparada para morder.

Los modales extremos del macho araña

Encontré a estos dos arácnidos bajo los peldaños de una escalera de acceso metálica. La araña hembra estaba comiendo algo con un aspecto poco apetecible. El macho iba de izquierda a derecha debajo del plano de la araña hembra, y de vez en cuando rápida y gentilmente le tocaba el abdomen, tratando inútilmente de llamar su atención. El macho ha de ser muy cuidadoso pues si no se mueve a través de la tela generando las frecuencias de vibración adecuadas, la hembra podría confundirlo con un insecto y convertirlo en parte de su comida. Bajo estas circunstancias, es de suponer que los machos deben tener un código de conducta intachable de cara a su relación con las hembras. Quién sabe si tal vez esta hembra no estaría comiéndose a un pretendiente anterior con rudos modales.

Emocionantes tareas de mantenimiento

A las arañas les gustan las instalaciones industriales para crear sus telas. La imagen muestra una “Tejedora de esfera de oro” entre dos caudalímetros, tan grande como la unidad de lectura de los mismos. La supervisión de los equipos y las tareas de limpieza nunca han sido tan emocionantes como en Australia

El guerrero de la planta

Emergiendo a través de la rejilla de metal, de las profundidades de la planta, una mantis hace su aparición, preparada para quitar la vida de cualquier bicho que ose cruzar su territorio sin el correspondiente certificado de seguridad de trabajo vigente.

Abdomen plateado

Este monstruo no parece tan horripilante como realmente era porque no hay ningún objeto de talla conocida como referencia. El tamaño de su abdomen era espectacular. Estaba en el techo de los tamices del agua de entrada, por encima de mi cabeza, así que hice la foto y corrí para preservar mi vida.

Mantis moribunda

En el último turno en el que estuve fumigaron la planta y el campamento. Un gran número de bichos aparecieron o muertos o, como esta mantis, retorciéndose de dolor. Lo sentí, y no solo por la ingente cantidad de bichos, que era una fuente continua de oportunidades fotográficas, sino también porque una vez que te sumerges en un mundo nuevo es complicado no desarrollar cierta empatía.

Esquivamiento de arácnido

Definitivamente este no es el tipo de amigos que quieres hacer en la planta, y había que esquivarlos en varias ocasiones para no darse de bruces con ellos.

DE LA PLANTA AL CAMPAMENTO

Presagio de tormenta

Para regresar de la planta al campamento, 2-5 personas compartían el mismo coche. Sin embargo en un par de ocasiones tuve la oportunidad de conducir solo. Eso me dio la oportunidad de parar para capturar algunas fotos, como la de este atardecer de sol y lluvia.

Estación eléctrica

La flexibilidad es uno de los parámetros claves para el diseño de instalaciones industriales. En casos extremos, esta flexibilidad incluye incluso el suministro eléctrico. Para garantizar el suministro de corriente, se espera que la planta sea capaz de recibir energía externa, pero también producirla quemando el propio gas extraído. La imagen muestra la obra en progreso de la estación eléctrica, bajo uno de los típicos cielos del lugar.

Árbol botella

El árbol en el centro de la imagen se llama árbol botella por la forma abultada del tronco. Detrás, la planta de extracción de gas.

Avutarda australiana

Un día regresando en el 4×4 me encontré con esta especie que nunca había visto. De hecho, no lo conocíamos ninguno de los que íbamos en el coche. Es siempre emocionante descubrir un animal que no se conoce. Diferente a las avutardas españolas, es un ave que destaca también por su gran tamaño.

Sapo incrustado en el asfalto

Esta imagen cuenta la historia de dos miopes, pues viajando a un máximo de 40 km/h (velocidad máxima permitida) cuesta creer que ni este descomunal sapo ni el conductor pudieran haber evitado el impacto. Fíjese en que está incrustado, por debajo del asfalto.

EL CAMPAMENTO POR LA TARDE

Pasillos del campamento

El campamento está diseñado de manera grata; es grande, confortable y tiene algunas áreas verdes… me recuerda a una aldea comprimida con largas calles. No estoy seguro de cuanta gente puede vivir aquí, probablemente más de trescientos, y hay al menos tres campamentos cercanos.

Tanque de agua del campamento

Tanque de agua del campamento por la tarde, temprano, uno de los días que estuve en este lugar antes, cogiendo mis pertenencias para regresar a casa, después de 15 días consecutivos trabajando.

Hacia adelante a pesar del viento

Justo después de regresar al campamento, solía tirar mi mochila al suelo de mi habitación e ir a un paseo con cámara en mano alrededor del área, todavía con mis ropas de trabajo puestas para aprovechar el tiempo al máximo posible. Al final del campamento hay un campo de deporte. La foto muestra una intimidante columna de agua aproximándose. El viento sopla fuertemente. Sin embargo continuamos yendo. Hemos aprendido a afrontar la adversidad.

Caprichosa nota de color

Realicé esta foto después de la imagen anterior, “corriendo a pesar del viento”. Fue un bello momento, una muy pequeña región del cielo se tiñó de naranja mientras el resto del cielo estaba oscuro y amenazante. Para encontrar la composición adecuada, corrí a un punto más elevado, y fui afortunado de encontrarlo antes de que esta caprichosa nota de color se desvaneciera.

El paso del tiempo

Estas dos fotos reflejan el paso del tiempo y las condiciones extremas climatológicas en la zona, con el nivel de agua a una altura de 1.4 metros en la primera foto, y con nivel 0 tres meses después, con la vegetación seca. La temperatura puede subir a 40ºC, lo que hace contra intuitivo llevar nuestros gruesos uniformes lo cual, por otro lado, es completamente necesario para evitar quemaduras solares.

El paso del tiempo (II)

Resort de lujo

De nuevo, gracias a la reflexión de los rayos del sol en el ángulo adecuado, las cabinas con las habitaciones en el campamento tienen  más interés que en la realidad.

Los nomos

Recuerdo un par de comunicaciones de empresa, cuando aún trabajaba en la oficina, antes de viajar a la planta, que notificaban la trágica muerte de un par de trabajadores, en momentos diferentes. Aunque las causas de los eventos estaban todavía bajo investigación, todo apuntaba a la terminación voluntaria de la vida. No escuché nada más. Entonces, al poco de empezar a trabajar en la planta, paseando por el campamento cuando acabó mi turno, me encontré con esta colección de nomos con una cruz donde estaba escrito RIP (descanse en paz). Mi sangré se heló durante un instante. No estoy seguro de si este recordatorio estaba relacionado con las comunicaciones que había recibido en la oficina, o incluso de si realmente tenía que ver con alguna muerte, pero trabajando en régimen FIFO, y a pesar de que valoro la experiencia general de forma positiva, puedo entender fácilmente lo complicado que puede ser cuando no hay una alternativa sencilla a estar aquí, los problemas familiares y laborales crecen, el tiempo transcurre durante meses o años y nada cambia.

Tiempo después, un trabajador de mi misma empresa destinado en otra planta se suicidó. La compañía mandó a un psicólogo para animar a la gente a hablar en el caso de que no se encontraran fuertes, y había posters para hacer a la gente más conscientes del asunto, con mensajes tales como “Habla a un compañero”.

Esta fotografía representa, para mí, la parte negativa de toda la experiencia.

Pasando el tiempo solo (I)

Aristóteles dijo que los seres humanos son sociales por naturaleza, y quien no es social puede ser superior o inferior, pero no es humano. Durante mi estancia en el campamento me encontré con mucha gente pasando el tiempo sola, incluyéndome a mí, algunos puertas adentro, otros en el exterior. Cada uno tiene sus propias razones, pero lo que es cierto es que los seres humanos necesitamos o nos vemos obligados a pasar tiempo a solas a lo largo de nuestras vidas, y cuando mejor sepamos cómo disfrutar de esa soledad, más beneficioso será. La foto muestra a una persona sola jugando con una pelota en un vasto espacio vacío.

Pasando el tiempo solo (II)

La fotografía muestra a una persona solitaria con auriculares mientras observa el atardecer, permitiendo fluir el tiempo hasta el siguiente día. La imagen me recuerda a las pinturas de Edward Hopper, cuyas imágenes frecuentemente muestran a una persona solitaria en un ambiente.

Sesenta mil kilogramos de capacidad

Empecé a trabajar en la planta después del periodo de construcción, durante la puesta en marcha, antes de la fase de explotación. La construcción es la etapa que requiere más recursos humanos, y durante la fase de operación sólo un puñado de personas se necesita para hacer funcionar la planta. Durante mi estancia, fui testigo de cómo el número de empleados descendía progresivamente, y como consecuencia las instalaciones para el alojamiento no se necesitaban en igual medida. Partes de mi campamento fueron cerradas, y uno de los campamentos adyacentes estaba siendo completamente desmantelado. La foto muestra el campamento adyacente, donde una grúa con una capacidad de 60.000 kg (equivalente a unos 800 adultos) estaba siendo usada para retirar las cabinas de las habitaciones.

¿Es un tenedor o es un toro?

En español nosotros llamamos a esta maquinaria toro mecánico. En inglés, la traducción literal sería algo así como tenedor elevador. Viendo las cosas tan diferentes, con razón los españoles a veces no nos hemos entendido con los ingleses.

Luces del atardecer en el campamento

Por lo menos había tres campamentos grandes en el área. Estaban equipados con un gimnasio, un campo de deportes, un bar, un área común para socializarse y un bien surtido restaurante para llenar las reservas de energía. La foto muestra el vasto cielo al atardecer sobre uno de los campamentos adyacentes.

Luces del atardecer en el campamento (II)

Plano más cercano del campamento anterior.

Luces del campamento

Aunque había otros campamentos cercanos, nunca los visité. Tampoco sé si estaba permitido. Además, no creo que hubiera encontrado nada diferente al campamento donde me alojaba. Mi percepción fue la mitad del skentimiento de encontrarme en una prisión, y la mitad de encontrarme en un campamento de verano. Con sinceridad, siempre desearé volver, pero realmente nunca querré que eso suceda.

Pasando el tiempo con una cerveza

El consumo saludable de cerveza desmostró ser un buen remedio para evitar estar solo en el campamento. Añade las vitaminas, minerales y antioxidantes contenidos, y no habrá ninguna sorpresa de por qué es una bebida tan popular. Estas imágenes están tomadas en días diferentes, pero es una escena que se repite día tras día…

Pasando el tiempo con unas cervezas

El área común exterior del campamento es el lugar donde encontrarse con compañeros y compartir una conversación. Los viernes por la tarde hay barbacoa, y a veces música en directo también. Además, el campamento tiene un gimnasio y un área común interior.

El hombre no puede sobrevivir solo a base de cerveza

Era bastante común encontrarse con estos dos encantadores tipos, Ian y Sion, pasando el tiempo con una botella de vino blanco.

Bendito restaurante

Uno de mis lugares favoritos era el restaurante del campamento. En primer lugar, por la comida: se trataba de un buffet libre autoservicio, con sabrosas carnes, pescados, pastas variadas, ensaladas, legumbres, deliciosos postres, frutas, cafés… Uno podía comer tanto como quisieras y esto se reflejaba en el aumento de peso de  algunos de mis compañeros (me incluiría si hubiera pasado más tiempo). La segunda razón era por la oportunidad de encontrarse con tipos amables que trabajaban en otros departamentos y con los que solo podíamos socializar al ahora de la cena. En las fotos la persona que creo que se repite es André o Tristán, dos gemelos idénticos que estudiaron lo mismo y trabajaban para la misma empresa con el mismo puesto, cubriéndose el turno uno al otro.

Campamento solitario

Excluyendo el restaurante y el área común durante algunos periodos, el campamento no era un lugar concurrido. Sin embargo, cuando regresaba de noche a mi habitación después de horas tomando fotos, la apariencia del campamento era siempre similar: ni rastro de presencia humana.

En ocasiones escucho tambores

Un día recibí un paquete de la oficina con uniformes adicionales para llevar en la planta. No pude contener la risa cuando vi el comentario que alguien había escrito en el paquete, refiriéndose a la canción de Abba. Tanto viviendo en Inglaterra como en Australia me he encontrado con una sorprendente cantidad de gente que me canta la canción cuando escuchan mi nombre o al poco de conocerme.

UNA NOCHE DE DIVERSIÓN

Como acontecimiento único, una noche nuestro jefe Daniel nos llevó a Yuleba, el núcleo de población más cercano, a pasar el rato, a unos 40 minutos. 183 habitantes según Wikipedia. Pero en número de casas parece que vivieran no más de 20 personas. Hay solo un puñado de casas en el cruce de la carretera, y supongo que el resto de casas estarán dispersas. Si en el campamento había pocas cosas que hacer, en Yuleba probablemente menos…

Puesta en marcha del viaje

Oh, cerveza omnipresente…

Depósito de agua

Construcción visible desde el bar

Desde el patrio trasero del bar

Mis compañeros dentro jugando al billar

Partida

Turnos de Sasanka y de Daniel. Traemos algunas risas al lugar, las cuales precisa el ambiente.

Camarera en Yuleba

A excepción del nosotros, el ambiente está muy poco muerto, pero la camarera es simpática.

LAS CRIATURAS DEL CAMPAMENTO

Después del cenar en el campamento, pasé la mayor parte del tiempo entusiasmado fotografiando los muchos bichos que aparecían en los pasillos, siendo normalmente el último en acostarme. Sentí no encontrarme con otros animales más extraños que sé que existían, pero al menos disfruté mucho con estos otros que muestro a continuación.

Peligro latente en los pasillos del campamento

A mitad de mi estancia colocaron en los pasillos del campamento carteles alertando de que se habían visto las potencialmente letales serpiente marrón y araña de espalda roja. Estando en Australia, nada que pueda sorprender a nadie.

Por favor compra mi ebook!

¡Espero que hayas disfrutado de este libro de fotografía y gracias por leer hasta esta página!

Por favor, ¿considerarías promocionar mi trabajo comprándome el ebook “Flying In Flying Out? Encontrarás más de 40 imágenes adicionales de la última parte de mi experiencia, las criaturas del campamento, algo que para mí fue muy emocionante.

Muchas gracias y mantente sano!

Mejores ambientes

Mejores sensaciones

Mayor bienestar

Mayor prestigio

Para recibir información esporádica sobre nuevas colecciones, descuentos, exhibiciones y otra información relevante haz click aquí. ¡Gracias!